Prostitutas para menores prostitutas gordas madrid

prostitutas para menores prostitutas gordas madrid

En el Código de Hammurabi se hallan apartados que regulan los derechos particulares de las hieródulas. Por su parte, los antiguos historiadores Heródoto y Tucídides documentan la existencia en Babilonia de la obligación para todas las mujeres, al menos una vez en su vida, de acudir al Templo de Ishtar para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico.

Ejercida tanto por hombres jóvenes como por mujeres de todas las edades, la clientela era mayoritariamente masculina. Las prostitutas griegas pertenecían a distintas categorías, dependiendo de diversos factores relacionados con su trabajo: Las pórnai eran, normalmente, esclavas propiedad de un proxeneta.

Este propietario podía ser un ciudadano también un o una meteco , para el que ese negocio constituía una fuente de ingresos como cualquier otra y por el que tenía que pagar un impuesto proporcional a los beneficios que le generaba. Son frecuentadas por los marinos y los ciudadanos pobres. Las prostitutas independientes trabajaban directamente en la calle.

Estas prostitutas son de orígenes diversos: En Atenas, debían estar registradas y pagar un impuesto. A diferencia de las otras, no ofrecen sólo servicios sexuales y sus prestaciones no son puntuales.

Comparables en cierta medida a las geishas japonesas , poseen una educación esmerada y son capaces de tomar parte en las conversaciones entre gentes cultivadas.

La ofrenda a las divinidades en forma de mujeres-prostitutas no alcanzó en Grecia una amplitud comparable a la que existió en el Próximo Oriente antiguo; no obstante, se conocen varios casos. La prostitución en la antigua Roma era símbolo de vergüenza. Los fragmentos de fuentes legales sobre la prostitución son primariamente encontrados en el Cuerpo de Derecho Civil que fue compilado en los primeros años del siglo VI.

La prostituta era un personaje sugestivo en la literatura de la antigua Roma. También se distinguían por usar una toga, que eran ropas usadas típicamente por hombres romanos. Por ende, se ha dicho que la prostituta no era ética para el hombre. El proxenetismo era el acto de obtener ganancia por las acciones de la prostituta.

Esto era mediante el manejo de las mismas, buscando clientes o siendo dueños de un burdel. Estos tipos de asociaciones con la prostitución eran mirados con desdén y estigmatizados por la sociedad romana. La prostitución podía estar confinada en determinados barrios y estar restringida en determinadas fechas, como la Semana Santa.

La erradicación de la prostitución no se concebía posible, dado lo inevitable del pecado, y su papel de mal menor que evitaba que el deseo irrefrenable de los varones fuera en contra del honor de las doncellas y las mujeres respetables y se consideraba que evitaba la homosexualidad.

Algunos burdeles eran regentados por los propios municipios, y desde mediados del siglo XIV, estos concejos o asambleas de vecinos regulaban la prostitución arrendando los establecimientos a los padres de la mancebía que controlaban rigurosamente a las prostitutas, que debían ser solteras, con buena salud y someterse regularmente a inspecciones sanitarias y de higiene corporal.

Entre los padres de la mancebía se encontraban caballeros de alto rango que participaban en un negocio muy lucrativo. Mientras tanto, en la América precolombina , las prostitutas del pueblo azteca se clasificaban entre aquellas que se prostituían como parte de un intercambio económico , y las que cumplían una función ritual como acompañantes de los guerreros, con quienes tenían la posibilidad de casarse. Hacia finales del siglo XV se endureció la visión negativa de la prostitución.

La situación era similar en el Imperio Ruso. También existía una red que prostituía a mujeres europeas en India, Sri Lanka , Singapur, China y Japón durante el mismo periodo. En esta convención, algunas naciones declararon reservas respecto a la prostitución.

Los principales teóricos del comunismo se oponían a la prostitución. El término " mujeres de consuelo " se convirtió en un eufemismo para entre A finales del siglo XX emergió el turismo sexual como un aspecto controvertido del turismo occidental y la globalización. Una vez un cliente contacta, el sexo se da en el coche del cliente, en un lugar apartado en la calle o en una habitación alquilada.

Los hoteles habituales alquilan habitaciones por horas. En Venezuela son conocidas con el nombre de caminadoras. Los términos burdel , lupanar , prostíbulo y mancebía designan uno de los tipos de lugar en donde se practica la prostitución. En algunos casos en el establecimiento no hay ninguna relación formal entre la prostituta y el local. Por costumbre, los clientes van a sabiendas de la alta concentración de prostitutas, y viceversa.

En otros casos, el local y la prostituta tienen una relación establecida entre ambos, a cambio de un salario mínimo o de una comisión en las bebidas que le invitan. Ella debe cumplir con un mínimo de normas de la casa, como por ejemplo ir a "trabajar" un mínimo de días a la semana y cumplir con un horario mínimo.

En ambos casos la prostituta termina su jornada en cuanto consigue un cliente dispuesto a contratar sus servicios. Las relaciones sexuales generalmente se realizan en los mismos apartados en los que se practican los masajes, aunque es posible efectuar tratos para llevar el servicio fuera del local.

En estos casos, al igual que en los bares, el local recibe una compensación para que el masajista pueda retirarse o se considera como " comisión de servicio ", por los que el local establece una tarifa mayor. En algunas grandes ciudades los burdeles se concentran en los llamados barrios rojos. Zonas establecidas donde se tolera la prostitución. En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort.

Las escort pueden ser independientes o trabajar para una agencia. Los servicios se suelen publicitar en Internet, en publicaciones regionales o guías telefónicas. El turismo sexual consiste en viajar con el fin de tener relaciones sexuales con prostitutas o participar en otras actividades sexuales. Entre las razones por las que se recurre al turismo sexual se cuentan: Frecuentemente se trata de un fenómeno relacionado con la inmigración ilegal donde las mafias operan para secuestrar y vender a estas personas a otros países para prostituirse.

Esta oficina define, en su generalidad, la trata de personas como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.

La llamada prostitución infantil consiste en la utilización de menores de edad con fines de prostitución. La mayoría de las prostitutas son víctimas de agresiones físicas o violaciones. Las diversas posiciones se agrupan en torno a tres grupos pincipales: El prohibicionismo consiste en perseguir la prostitución en todos sus aspectos. Considera la prostitución como una actividad inmoral y tanto las prostitutas como los clientes son considerados como criminales.

Las posiciones regulacionistas buscan regular la prostitución como una profesión legítima. La defensa del regulacionismo se da desde distintas corrientes de pensamiento liberales , progresistas y feministas. Desde un punto de vista liberal se puede considerar que prohibir la prostitución supone limitar la libertad individual de prostitutas, proxenetas y clientes. Desde un punto de vista progresista se argumenta que, aunque la prostitución pueda no ser deseable, la prohibición no consigue que la prostitución desaparezca, sino que empuja a las prostitutas a una clandestinidad en la que sus condiciones de vida empeoran.

El abolicionismo considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer que debe ser abolida por completo. Por lo tanto, la prostituta no es vista como una criminal, sino como una víctima de explotación; mientras que los clientes y proxenetas son vistos como explotadores. El modelo nórdico, vigente en Suecia , Noruega e Islandia , es el reference legal actual de esta posición, ya que ilegaliza comprar sexo, pero no venderlo.

De forma que se persigue a los clientes para reducir la demanda y no a las prostitutas. Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia.

Eurocentrismo es el discurso que toma Europa -su historia, cultura, valores- como referencia principal en la constitución de las sociedades modernas, lo que puede conllevar a una descalificación y subordinación de otras culturas y pueblos. Por muchos siglos, Europa ha sido una fuerte exportadora de su cultura y valores, incitando y forzando al resto del planeta a tomar parte como consumidores Bauman Así, la conquista europea se tornaba una acción noble, capaz de elevar a los conquistados a las alturas del verdadero conocimiento y de la moralidad suprema.

Tal vez la crisis de identidad europea, de la cual habla Bauman , pueda estar relacionada con la creencia en una Europa que, en sus principios, se refería a sus valores como aquellos valores de la humanidad.

Habermas , con la idea del welfare-chauvinism, se refiere a que la definición de lo que es Europa se hace a partir de la defensa de las instituciones del Estado de bienestar. Los discursos acerca de la cultura, religión, historia y democracia son utilizados de diferentes formas para reforzar y fortalecer fronteras étnicas y nacionalistas entre diferentes países de Europa.

Por ejemplo, países que formaban el bloque soviético han sufrido marginalización política y económica. Lucas analiza cómo los efectos perversos de la globalización han generado un rechazo a los inmigrantes -por supuesto, los extracomunitarios 3 y los relaciona con la definición de Estado y ciudadanía.

El mito moderno de la identidad, al mismo tiempo que crea cohesión funciona también como mecanismo de exclusión. Por tanto, es el Estado el que instituye, a través del derecho, la noción de extranjero. Eso ocurre porque el proceso de constitución del Estado nacional liberal y no social tiene el objetivo de establecer, y se constituye, a partir de una homogeneidad social cultural, linguística, religiosa , pero no económica, no social en el sentido de igualdad de fin de las clases Lucas La homogeneidad cultural significa, primordialmente, homogeneidad religiosa, política y étnica, lo que lleva a la exclusión de las identidades plurales para la realización de esa construcción.

En su investigación acerca de la psicosociología del racismo en España, Gimeno analiza el crecimiento, en la década de , de los hasta entonces pequeños partidos políticos de extrema derecha, que buscan responder, beneficiarse y de hecho instituir miedos en relación a la pobreza, el descenso de las tasas de empleo y la pérdida de poder social y económico de amplias capas de la población autóctona europea.

Sin embargo, la racialización de las minorías no es un proceso homogéneo. Clase, sexualidad, edad y divisiones intraétnicas son bastante relevantes. Much of western European history conditions us to see human differences in simplistic opposition to each other: In a society where the good is defined in terms of profit rather than in terms of human need, there must always be some group of people who, through systematized oppression, can be made to feel surplus, to occupy the place of the dehumanized inferior.

Within this society, this group is made up of Black and third world people, working-class people, older people, and women. Consideramos que el género es una categoría importante para analizar esa situación -las mujeres tienen una relevancia particular en lo que se refiere a los procesos de racialización y etnicización en Europa. Aunque a las mujeres no se les atribuyan connotaciones tan directas de peligro y barbarismos, ellas, como afirma Martínez , son significadas y utilizadas como recurso étnico.

Las mujeres, con mucha frecuencia, ocupan roles simbólicos importantes en las narrativas nacionalistas y de racialización -las mujeres, en general, son símbolos de la nación, mientras los hombres son sus agentes: La cuestión de la raza es, de hecho, fundamental para la comprensión de la relación entre Occidente y el resto del mundo.

La exotización tiene un efecto de silencio para las mujeres; la mujer es como una alegoría, el folclor de su país, la imagen fija e inmutable, la guardiana de la raza, mientras que el hombre es la acción, la voz. Tal lugar simbólico que es dado a las mujeres, las deja en una situación de desigualdad, y el acceso de las mujeres al poder es negado. Dicha construcción es variable de acuerdo con el país y el contexto. A partir de este ideal, las mujeres inmigrantes son definidas como víctimas, otras como naturalmente sumisas, otras son alabadas por su belleza exótica.

La situación no es diferente cuando el tema es la prostitución. Modelos naturalizados y esencializados acerca del ser mujer, han constituido mujeres otras, heterodesignadas, sin voz, viviendo para el hombre, la familia, el hogar, los hijos, y no con ellos. Las mujeres pagan un precio cuando -por diferentes motivos- niegan y transgreden los modelos de normalidad vigentes: Son diversas las posiciones acerca de la prostitución en la teoría política feminista.

Para la perspectiva abolicionista, una mujer no puede asumir libremente una ocupación tan estigmatizada, lo que justifica el combate a la prostitución. En la visión de las abolicionistas, mujeres que ejercen la prostitución son engañadas y por eso creen que son libres Juliano Antes de proseguir, queremos resaltar el papel fundamental que la discusión acerca de la prostitución voluntaria y no voluntaria debe tener en ese debate.

Son muchos los casos en que las mujeres migran con la finalidad de trabajar en el mercado del sexo. Colectivo en Defensa de los Derechos de las Prostitutas.

Fueron realizadas entrevistas con representantes de cada institución, las que fueron grabadas previa su autorización.

En se encargó al ala femenina de la Acción Católica actuar en la sociedad española, debido a las situaciones de extrema necesidad que se daban en España como consecuencia de la posguerra.

Entre sus objetivos fundacionales se destacó el ayudar a la promoción humana y al desarrollo integral de la dignidad de todas las personas que se encuentran en situación de precariedad. En su trayectoria, Caritas asume un triple compromiso en su acción social: Los recursos de Caritas Madrid son clasificados por la propia institución en tres grandes grupos: La acción de Caritas Madrid se divide en tres pilares.

Sin embargo, para que eso se pueda concretar, Caritas Madrid considera que es necesario conocer las realidades de exclusión e injusticia de Madrid, posibilitando que los sujetos pobres y excluidos puedan hablar acerca de sus realidades, y a la vez puedan ser incentivados para la participación social, política y evangélica.

El segundo pilar, el plan de atención a personas en situación de vulnerabilidad social, pretende evitar el paso a la exclusión mediante la prevención como elemento fundamental de trabajo, potenciando redes de apoyo social, la atención, la acogida y el acompañamiento a las personas menores, jóvenes, adultos, mayores. El tercer pilar es el plan de atención a personas en situaciones de exclusión social, y propone un acercamiento a las personas excluidas en los locales donde se encuentran drogodependientes, sin hogar, mujer, salud mental, zonas excluidas.

Se instituyó e inició su labor en , y en abrió el Centro de Acogida en el Distrito Centro de Madrid. Utiliza en todos sus informes el término "personas prostituidas" -presente en el nombre de la asociación, dejando clara su posición abolicionista acerca de tal actividad. Se informa también de que APRAMP fue pionera en el tratamiento del problema de la prostitución, y ha diseñado un modelo de Red de Cercanía que "incorpora la perspectiva de género y huye de intervenciones meramente paliativas".

La financiación para sus actividades son: Surgió en a través de la organización de un grupo de mujeres voluntarias -algunas prostitutas y otras no- que decidieron organizarse y reclamar derechos para todas las mujeres que trabajan en la industria del sexo.

Cuando habla de los primeros trabajos de Hetaira, la coordinadora entrevistada destaca que algunas preocupaciones las movieron a la acción en favor de la lucha por la descriminalización. Tenían acceso a los puntos de vista de las abolicionistas, que desconocían la realidad de las prostitutas y la de otras mujeres y tenían una cierta tendencia a hablar de generalidades sin escuchar a las propias prostitutas.

Así, cuando Hetaira fue creada, el principal objetivo no era ofrecer actividades a las prostitutas, sino que era crear, junto con ellas, una organización y espacio de debate entre las mujeres para cuestionar los estigmas vividos por ellas. Defienden, sin embargo, que deben ser implementadas y reforzadas políticas para mujeres que quieran dejar de ejercer la prostitución, pero que, de hecho, les permita vivir de forma autónoma y "no de la beneficencia, como suele ocurrir".

En este sentido, consideran que se debería reconocer en los códigos comerciales la prostitución como trabajo, teniendo en cuenta, como mínimo, dos variables: Las tres instituciones analizadas son bastante diferentes y tienden a posicionamientos político-institucionales bastante diversos.

Abajo, el resumen de las actividades realizadas por instituciones de atención a prostitutas en la ciudad de Madrid. Caritas Madrid es una institución de filosofía religiosa, y esa es una marca fuerte en sus acciones e intervenciones. Es muy frecuente en su discurso la idea de que las desigualdades y explotaciones existen, prioritariamente, por falta de oportunidades.

Así, identificamos en su discurso la preferencia por una política que se dedique fundamentalmente a dar esas oportunidades. Realizan varios estudios financiados por diversos órgaños gubernamentales acerca de la prostitución: Parecen partir de la idea de que la ciudadanía, como acceso a derechos, no es suficiente para las cuestiones de las prostitutas, y plantean una nueva ciudadanía -a través de la participación política de esas mujeres.

En relación a las actividades desarrolladas por las tres organizaciones, ellas pueden ser clasificadas como: Concepciones acerca de la prostitución. Las instituciones analizadas se dividen en dos tipos: Las del primer tipo consideran que la prostitución es una forma privilegiada de ejercicio del poder patriarcal, y que es una de las formas de esclavitud sexual para las mujeres.

En su filosofía de trabajo no hacen distinción clara, aunque las reconozcan, entre prostitución forzada y por decisión propia, porque consideran que la situación de "esclavitud" nunca puede ser el resultado de una opción. Consecuentemente, las prostitutas son vistas como víctimas por excelencia, y el ejercicio de la prostitución es algo degradante e indigno en sí mismo.

Por tanto, la alternativa es la abolición de la prostitución y la reinserción de las prostitutas independientemente de lo que ellas quieran. Las entrevistadas manifiestan la concepción de la institución sobre el tema: El abolicionismo, eso quisiéramos todos, pero los culpados son los hombres; las mujeres son víctimas del sistema. Nunca es una relación de igualdad. Las mujeres son masacradas, sometidas.

Las relaciones de pareja son un problema, porque la mayoría de los hombres que buscan a las prostitutas son casados; no encuentran en su mujer la satisfacción sexual. Las otras tienen que aguantar. Ellos son los culpables, son hombres con mente depravada Caritas Madrid. He cambiado mi visión. Antes no entendía por qué vendían sus cuerpos, pero hoy lo entiendo: Así, para esas organizaciones la prostitución es la forma de convertir el sexo en mercancía mediante actos que violan los derechos humanos.

Hacen referencia a la IV Conferencia de las Naciones Unidas sobre las mujeres, en Beijing el año , cuando se reconoció la prostitución como forma de violencia contra las mujeres, y como la principal manifestación de desigualdad entre hombres y mujeres Caritas Madrid.

Así, la prostitución en todos los casos es considerada como actividad indigna, una vez que implica sufrimiento, marginación y esclavitud.

Un aspecto importante identificado en las concepciones de las dos organizaciones de cuno abolicionista es el lugar destacado que se le da a la posición de víctima de las prostitutas. Los hombres son los culpables y las mujeres son víctimas de condiciones de vida inhumanas. Trabajar en la defensa de los derechos humanos y en contra de sus violaciones. No queremos hacer distinciones entre prostitución forzada y voluntaria. Para nosotras la prostitución voluntaria no existe, es una realidad que debe ser transformada con urgencia.

Esta misma entrevistada relaciona prostitución con violencia de género y destaca la importancia de trabajar junto a los hombres clientes con el fin de sensibilizarlos sobre el problema. El segundo punto de vista acerca de la prostitución considera que la misma debería ser descriminalizada.

La representante de Hetaira estima que la prostitución puede ser un trabajo, una actividad que se puede ejercer de muchas maneras diferentes. Distingue entre las mujeres que lo hacen obligadas por terceros y las que lo hacen por decisión individual, aunque condicionadas por situaciones personales y sociales. La prostitución es un trabajo que debería considerar los mismos derechos que los de otros trabajadores. Por tanto, a partir de este punto de vista, la prostitución debería ser descriminalizada, con una regulación de las relaciones comerciales cuando implican a terceros, y deberían tener, las prostitutas, sus derechos de trabajo reconocidos.

La representante de Hetaira defiende también que la voz de las propias prostitutas debería ser considerada en las discusiones políticas: Afirmar que el sujeto es constituido no es lo mismo que señalar que es determinado, es decir, el hecho de que sea constituido es la condición de capacidad de agencia de los sujetos. Así, constatar que la elección por ejercer la prostitución es algo que se constituyó a partir de una serie de relaciones de poder de las mujeres con instituciones y personas diversas, con discursos y representaciones, no la hace totalmente objeto de tales relaciones.

La ciencia médica del siglo XIX y las elaboraciones jurídicas que la acompañaron propusieron la prostitución como delito o patología congénita, y estaban fundamentados, como ya explicamos, en la necesidad de control social hacia las mujeres. Así, el discurso emancipatorio de las abolicionistas es muy explícito:

Sin embargo, es en el Polígono del Gato, junto al antiguo casco histórico de Villaverde y el barrio de San Andrés, donde se concentran casi todas las prostitutas. En esta zona el paisaje cambia y se observa un fuerte trasiego de vehículos, de los que continuamente entran y salen las mujeres. La Policía y las ONG que trabajan en la zona consideran que la mayoría son víctimas de trata que se prostituyen obligadas por las mafias.

Las meretrices les propusieron que buscase un espacio donde poder ejercer sin molestar ni ser molestadas. Los vecinos y los comerciantes de Marconi no ven las cosas como Antonella. Díaz asegura que no es partidaria de la abolición, pero tampoco de la regulación. Las multas van desde los a los La portavoz de Afemtras, Ninfa, no se cree estos datos y denuncia que la policía sí multa a las prostitutas.

Iniciar sesión para participar. A ti como hombre te daría igual ser chapero que barrendero? Preferirías esto a tener un jefe abusón? Son todas igual de humillantes? Venga, dejen ya los cuentos chinos, la inmensa mayoria de las putas lo son porque quieren. Y también hay mucho "cliente" intentando justificarse. La ley sanciona a clientes y prostitutas y se imponen sanciones sólo a clientes. Luego en dos años sólo se detiene a ocho chulos.

Nunca es una relación de igualdad. Las mujeres son masacradas, sometidas. Las relaciones de pareja son un problema, porque la mayoría de los hombres que buscan a las prostitutas son casados; no encuentran en su mujer la satisfacción sexual. Las otras tienen que aguantar.

Ellos son los culpables, son hombres con mente depravada Caritas Madrid. He cambiado mi visión. Antes no entendía por qué vendían sus cuerpos, pero hoy lo entiendo: Así, para esas organizaciones la prostitución es la forma de convertir el sexo en mercancía mediante actos que violan los derechos humanos.

Hacen referencia a la IV Conferencia de las Naciones Unidas sobre las mujeres, en Beijing el año , cuando se reconoció la prostitución como forma de violencia contra las mujeres, y como la principal manifestación de desigualdad entre hombres y mujeres Caritas Madrid. Así, la prostitución en todos los casos es considerada como actividad indigna, una vez que implica sufrimiento, marginación y esclavitud.

Un aspecto importante identificado en las concepciones de las dos organizaciones de cuno abolicionista es el lugar destacado que se le da a la posición de víctima de las prostitutas. Los hombres son los culpables y las mujeres son víctimas de condiciones de vida inhumanas. Trabajar en la defensa de los derechos humanos y en contra de sus violaciones. No queremos hacer distinciones entre prostitución forzada y voluntaria.

Para nosotras la prostitución voluntaria no existe, es una realidad que debe ser transformada con urgencia. Esta misma entrevistada relaciona prostitución con violencia de género y destaca la importancia de trabajar junto a los hombres clientes con el fin de sensibilizarlos sobre el problema.

El segundo punto de vista acerca de la prostitución considera que la misma debería ser descriminalizada. La representante de Hetaira estima que la prostitución puede ser un trabajo, una actividad que se puede ejercer de muchas maneras diferentes. Distingue entre las mujeres que lo hacen obligadas por terceros y las que lo hacen por decisión individual, aunque condicionadas por situaciones personales y sociales.

La prostitución es un trabajo que debería considerar los mismos derechos que los de otros trabajadores. Por tanto, a partir de este punto de vista, la prostitución debería ser descriminalizada, con una regulación de las relaciones comerciales cuando implican a terceros, y deberían tener, las prostitutas, sus derechos de trabajo reconocidos.

La representante de Hetaira defiende también que la voz de las propias prostitutas debería ser considerada en las discusiones políticas: Afirmar que el sujeto es constituido no es lo mismo que señalar que es determinado, es decir, el hecho de que sea constituido es la condición de capacidad de agencia de los sujetos.

Así, constatar que la elección por ejercer la prostitución es algo que se constituyó a partir de una serie de relaciones de poder de las mujeres con instituciones y personas diversas, con discursos y representaciones, no la hace totalmente objeto de tales relaciones.

La ciencia médica del siglo XIX y las elaboraciones jurídicas que la acompañaron propusieron la prostitución como delito o patología congénita, y estaban fundamentados, como ya explicamos, en la necesidad de control social hacia las mujeres. Así, el discurso emancipatorio de las abolicionistas es muy explícito: Sin embargo, este discurso tiene, como fundamento, un ideal de mujer y de emancipación que necesita ser explicitado y debatido con las mujeres que ejercen la prostitución.

De la misma manera que Osborne relaciona el discurso antipornografía como favorecedor indirecto de la ideología pro familia, también podemos establecer la relación del discurso abolicionista con tal ideología.

La estigmatización de la prostitución forma parte de tal régimen disciplinario, porque se alimenta de estrategias de vigilancia y castigo para controlar a las mujeres. Destacamos anteriormente cómo el cuerpo de la mujer y su sexualidad se han transformado en objeto de higienización, instituyéndose como tal a través de la división entre limpieza y placer. Si, como habla Chauí , el discurso masculino sobre las mujeres no solamente habla desde fuera, sino que es un discurso cuya condición de posibilidad es el silencio de las mujeres, parece que esa misma lógica se repite en la relación entre las abolicionistas y las prostitutas.

Tal punto de vista se ha alejado de las propias prostitutas que no encontraban, en las feministas, sus aliadas. Por otro lado, se toma a las distintas representaciones sociales que existen acerca de la prostitución, basadas en la dicotomía de las mujeres "santas" y "no santas", como uno de los pilares del patriarcado.

En otras palabras, hablar acerca de la identidad es hablar acerca de las relaciones de poder que se establecen. Estar incluido o excluido, ser normal o outsider, estar vinculado a valores de racionalidad, cultura, inteligencia, capacidad o incapacidad, irracionalidad o naturaleza, tiene efectos en la forma en que las personas construyen sus identidades. Las instituciones son dispositivos de identidad y diferencia.

Vimos en el apartado anterior que las mujeres prostitutas son las otras y las inmigrantes también. Las instituciones que analizamos ofrecen atención a mujeres prostitutas inmigrantes. Mientras unas tienen como foco este grupo, otras lo hacen como consecuencia de su trabajo con las mujeres españolas.

Las concepciones acerca de la inmigración no aparecieron de forma explícita, y una de las cosas que observamos es que, en muchos momentos, prostitución e inmigración femenina aparecieron como sinónimos. Lo que se muestra evidente en los discursos de las entrevistadas es una concepción sexualizante de las inmigrantes, como si ellas fueran natural y excesivamente sexuadas.

Es difícil modificar las conductas [de las prostitutas inmigrantes]; no saben hacer otra cosa, tienen como una necesidad de ejercer la prostitución. Me parece que tienen algo en el cerebro, como una necesidad de ejercer la prostitución. Lo mismo pasa con las mayores. Tales conexiones esconden las relaciones de poder existentes no solamente entre hombres y mujeres, sino entre mujeres españolas e inmigrantes.

Muchos estudios hacen una problematización acerca de la emancipación de las mujeres blancas, que se relaciona con la subordinación continuada de mujeres no blancas, inmigrantes que se dedican a trabajos que aquellas ya no quieren ejercer.

Otra distinción fuerte que se hizo históricamente entre las mujeres y que aparece entre las entrevistadas, es la asociación de las mujeres blancas al matrimonio o relaciones lícitas y las no blancas a relaciones ilícitas.

A las blancas el lugar de la sexualidad legítima y honrada, como esposas y madres, y a las otras la sexualidad indigna e inmoral -y la prostitución. Una de las entrevistadas, de posición abolicionista, al explicar la diferencia entre las prostitutas españolas y las inmigrantes presentó un dato empírico: La informante se basa en su experiencia de casi 10 años en Caritas. La identificación de las inmigrantes como exóticas también es algo que se explicita: La definición de los otros como exóticos no es algo nuevo en la relación de Europa con los países del Tercer Mundo, siendo algo característico de la relación colonial e imperialista.

Sin embargo, las mujeres ocupan un papel distinto en esa relación. Por otro lado, pueden, a través del ejercicio de la prostitución, contaminar a los hombres y maridos, lo que también amenaza determinados modelos de familia. Así, la relación entre las dimensiones de género, raza y nacionalidad no suelen ser consideradas por las instituciones que atienden a los colectivos de inmigrantes prostitutas.

Otro aspecto que encontramos en las concepciones acerca de las mujeres inmigrantes es la idea de que no compartir los valores occidentales significa no tener cultura APRAMP. Sin embargo, esas diferencias culturales parecen formar parte de una cierta jerarquía de valores.

Se manifiestan a través de dispositivos distintos de la vida social: Los enfrentamientos a las consecuencias de la globalización realizados por los Estados europeos implica a las mujeres inmigrantes que ejercen la prostitución de forma bastante específica. Agradezco a Ernesto Anzalone por su interlocución y cuidadosa lectura. Dos argumentos estos a los que, por otra parte, y de forma un tanto distinta, aquellas mismas formaciones recurren para explicar la crisis en la que estarían sumidas las naciones y la civilización europeas".

Foucault, feminity and the modernization of patriarchal power". Europa, uma aventura inacabada. Youth prostitution in the New Europe. The growth in sex work. Abolición de la Prostitución. Consultado abril 23, http: O feminismo e a questâo do pós-modernismo". Cuerpos que importan - sobre los limites materiales y discursivos del "sexo". Participando do debate sobre mulher e violencia".

Revista Aportes Andinos 7. Consultado mayo, http: Psicosociología del racismo en España". Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid, Madrid. Grasmuck, Sherri y Patricia Pessar. University of California Press. The transformation ofthe public sphere. Consultado abril 24, http: Colombianas y ecuatorianas en los servicios domésticos y sexuales. Cultura de la prostitución: Consultado abril 26, http: Centro de Investigaciones Sociológicas Inmigración en lasfronteras de la Unión Europea.

Puertas que se cierran - Europa como Fortaleza. Género, empoderamiento y sustentabilidad: Otras identidades - mujeres, inmigración y prostitución". Universidad Complutense de Madrid. Revista Elec trónica de Psicologia Politica O Regresso do Politico. La construcción sexual de la realidad. Colonialidade do poder, eurocentrismo e América Latina". Perspectivas latino Americanas, editado por E. La construcción social y política del inmigrante como amenaza". Contrageografias de la globalización - género y ciudadania en los circuitos transfronterizos.

Traficantes de Sueños, Mapas. Realidad humana en el negocio internacional del sexo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *